logopilatesinbo

Relación entre la musculatura profunda , la estabilidad y el dolor de espalda.

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre la importancia de los músculos profundos en relación con el dolor de espalda? ¿Te preguntas cuál es su papel exacto? Es fundamental entender que estos músculos profundos desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de la estabilidad y la salud de nuestra espalda, según lo respaldado por investigaciones científicas recientes.

Para profundizar en este tema, podemos clasificar los músculos de nuestro cuerpo en dos categorías: los movilizadores, encargados de producir movimiento, y los estabilizadores, responsables de controlar el movimiento de las articulaciones y proporcionar estabilidad. En este contexto, los músculos profundos se destacan como los estabilizadores clave, como lo señalan estudios como el de Hodges y Richardson (1996) que resaltan el papel de los músculos multífidos en la estabilización de la columna vertebral.

 

Para comprender mejor esta analogía, podemos equiparar nuestro cuerpo con un edificio que requiere tanto elementos pasivos como activos para mantener su estabilidad. Los músculos profundos actúan de manera similar a los sistemas estabilizadores activos en un edificio, como lo sugiere un estudio de Cholewicki y McGill (1996) que destaca la importancia de la activación coordinada de los músculos estabilizadores para prevenir lesiones en la columna vertebral.

 

Os dejamos aqui un pequeño video para que entendais un poco mejor, son disipadores sísmicos,si,

pero esos disipadores hacen la misma función que los estabilizadores de los que comentamos.

Si estos músculos profundos no funcionan adecuadamente, otras estructuras del cuerpo, como los huesos y los ligamentos, se ven obligadas a asumir una carga adicional, lo que puede provocar su deterioro y, en última instancia, dolor de espalda crónico, como lo han señalado estudios como el de Panjabi (2003) sobre los efectos de la inestabilidad lumbar en la salud de la columna vertebral.

Aunque todos los músculos desempeñan un papel estabilizador en cierta medida, cuando los músculos estabilizadores están comprometidos, los movilizadores pueden asumir parcialmente su función. Sin embargo, esta compensación a largo plazo puede llevar a desequilibrios musculares, fatiga y dolor crónico, como lo sugiere una investigación de Hides et al. (2001) sobre la función de los músculos estabilizadores en la prevención y el tratamiento del dolor lumbar.

Por lo tanto, para prevenir y tratar eficazmente el dolor de espalda, es esencial implementar un programa de entrenamiento específicamente diseñado para fortalecer los músculos estabilizadores, como lo respaldan numerosos estudios, incluido el de O’Sullivan et al. (2002), que destaca la eficacia de los ejercicios específicos para mejorar la estabilidad de la columna vertebral y reducir el dolor lumbar.

En resumen, mantener en óptimas condiciones la musculatura profunda mediante un programa de entrenamiento adecuado no solo es fundamental para prevenir lesiones y el dolor de espalda, sino que también contribuye significativamente a la salud y la estabilidad general de la columna vertebral, como lo demuestran las investigaciones científicas en este campo.